Beneficios de la Dieta Mediterránea

dieta mediterránea

Todos hemos escuchado alguna vez las increíbles ventajas de la dieta mediterránea. Se habla con tanta frecuencia de sus beneficios que a menudo nos olvidamos de cómo seguirla. Con nuestro ritmo de vida, poco tiempo para la cocina y menos aún para comer adecuadamente, podemos caer en una alimentación poco saludable.  Los beneficios de la alimentación mediterránea practicada como se debe son muchísimos, hay que hacer un esfuerzo y regresar a las buenas costumbres!

Hoy en  Dietaris, os contamos en qué consiste la Dieta Mediterránea, sus increíbles beneficios y unos pequeños trucos para seguirla con facilidad.

¿Qué es la Dieta Mediterránea?

Es sinónimo de una alimentación sana y equilibrada. Se trata de una dieta rica en fibra y pobre en grasas saturadas.  Está basada en un gran consumo de alimentos naturales como frutas, verduras, cereales, legumbres, pescado y carnes magras y el aceite de oliva como principal fuente de grasa. La dieta implica un aporte equilibrado de todos estos productos procedentes de la zona mediterránea. Se considera una de las dietas más completas y saludables del planeta.

¿Qué beneficios tiene?

Sus ventajas han sido reconocidas por científicos y médicos a nivel mundial. Se dice que es más que una dieta, es un patrón alimentario complementado con nuestro querido clima  y la práctica de ejercicio físico. Factores que determinan un estilo de vida, declarado por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.  Éstos son algunos de sus beneficios principales:

  • Es una dieta rica en fibra y antioxidantes naturales, efecto que favorece el tránsito intestinal y evita un envejecimiento prematuro de las células.
  • Es un gran aliado contra la diabetes. Los hidratos de carbono y el aceite de oliva regulan de manera natural los niveles de glucosa.
  • Aporta grandes beneficios al sistema cardiovascular y combate la obesidad.
  • Suele reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre gracias al pescado azul, los frutos secos y el aceite de oliva.
  • La grasa procede básicamente del aceite de oliva, el nivel de grasa animal es muy reducido.

Las ventajas son muchas pero es muy común caer en malos hábitos que se alejan bastante del ideal de esta dieta. Si queréis redirigir vuestros hábitos y empezar a comer con unas pautas más saludables, echarle un ojo a nuestros sencillos tips!

Consejos para seguir tu Dieta Mediterránea

  1. Comer 5 veces al día: Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena son importantes por igual. Hay que respetar al máximo los horarios y dejar un margen mínimo de 2 horas entre comidas.
  2. Tomar como mínimo dos piezas de fruta al día. El almuerzo o la merienda son buenas horas para comer fruta.
  3. Evitar el exceso de sal. Puedes utilizar aceite, limón, vinagre y todas las hierbas aromáticas que prefieras para aliñar, pero no hay que pasarse con la sal.
  4. Intenta mantenerte hidratado/a.
  5. Comer pescado un mínimo de 4 veces a la semana (pescado blanco o azul). Puede ser fresco, congelado o en lata, siempre natural o en aceite de oliva.
  6. Agrega legumbres a tu dieta y consume verduras una vez al día.

Si, cada vez tenemos menos tiempo y más prisas, pero vale la pena hacer un pequeño esfuerzo. Siguiendo estas sencillas pautas notaremos un gran cambio y a la larga, nuestro cuerpo lo agradecerá.

Dieta online

Deja tu comentario