¿Qué beneficios tiene mantenerse hidratado?

mantenerse hidratado

Como sabréis, el agua es un elemento indispensable para nuestro cuerpo. Mantenerse hidratado es esencial para el desarrollo de ciertas funciones vitales. Sin embargo, muchísima gente tiende a beber mucho menos de lo que debería. Debemos acostumbrarnos a beber de manera relativamente constante y no hacerlo únicamente cuando nos ataca la sensación de sed.

Mantenerse hidratado es básico durante todo el año. Sin embargo, durante los meses más calurosos del año las altas temperaturas provocan una pérdida de líquidos corporales mayor de lo habitual. Por esta razón, debemos tener especial precaución e hidratarnos con más frecuencia, con el objetivo de reponer esas cantidades de líquido perdidas de más. En muchas ocasiones, coincidiendo con la época estival, se producen casos de deshidratación debido a la poca ingesta de líquidos o alimentos ricos en agua.

¿Por qué es importante la hidratación?

Favorece la eliminación de toxinas. Beber más implica orinar más. De esta manera, además de eliminar toxinas de manera más frecuente, se reduce el riesgo de sufrir cálculos en el riñón e infecciones urinarias.

Ayuda a nivelar la presión arterial. Un buena hidratación es esencial para el buen funcionamiento del corazón y un balance adecuado de agua es básico para mantener la presión arterial dentro de unos márgenes saludables.

Mejora la piel. Mantenerse hidratado ayuda a aumentar la elasticidad de nuestra piel, preservar su color y suavidad. Además, mantener un buen nivel de hidratación ayudará a nuestras células a trabajar de manera más efectiva, mejorando la circulación y la absorción de nutrientes.

Ayuda con ciertas alergias y enfermedades respiratorias. Beber una cantidad de agua adecuada ayuda a eliminar y diluir mucosidad. Mantener unos buenos niveles de líquido puede ser de gran ayuda para gente que padece ciertas alergias, asma o enfermedades respiratorias similares.

Favorece la pérdida de peso. Nuestro organismo, en ocasiones no es capaz de distinguir la sensación de sed y de hambre ya que derivan del mismo lugar. Por esta razón, en ocasiones pensamos que tenemos hambre, cuando en realidad es sed. Beber de manera regular evitará que piquemos entre horas cuando en realidad lo que necesitamos es agua.

Facilita la digestión. Mantenerse hidratado previene el estreñimiento. Las heces serán más blandas y fáciles de expulsar, evitando la aparición de hemorroides.

Dieta online

Deja tu comentario