¿Sabéis diferenciar las grasas buenas de las malas?

grasas buenas

Son conocidas por sus peores maldades y se suelen ignorar sus buenas obras. Sin embargo, no todos los efectos de las grasas son negativos, ni muchísimo menos. Es importante aprender a diferenciar entre los tipos de grasa que existen. En muchas ocasiones, pueden ser beneficiosas y de gran ayuda para nuestro cuerpo, incluso estando a dieta. Aprende a diferenciar entre grasas buenas y grasas malas, reconocerlas es muy sencillo.

Grasas “malas”

Son las grasas que tenemos que intentar restringir en nuestra dieta. Son una amenaza para nuestro organismo ya que provocan un aumento de los niveles de colesterol. Por ello, aumentan el riesgo de padecer cualquier tipo de accidente cardiovascular y coágulos en los vasos sanguíneos. Podemos diferenciarlas entre:

– Grasas saturadas. Son grasas sólidas a temperatura ambiente y normalmente provienen de origen animal. Carne, quesos, y grasa de cerdo, por ejemplo, son buenos ejemplos de grasas saturadas.

grasa buenas

– Grasas hidrogenadas. Son aquellas grasas que se crean a través de un proceso químico con el que se convierten aceites vegetales líquidos en grasas sólidas o semisólidas a una temperatura ambiente. Margarinas, comida rápida y todo tipo de bollería industrial suelen contener este tipo de grasas.

grasas saturadas

Grasas “buenas”

Son aquellas que no aumentan el riesgo de sufrir cualquier tipo de enfermedad cardíaca. Las grasas consideradas “buenas” pueden ayudar a disminuir los niveles de colesterol en sangre. Podemos diferenciarlos entre:

– Grasas monoinsaturadas. Son aquellos ácidos grasos que recubren las arterias. Son consideradas como la grasa más saludable ya que ayudan a proteger nuestro organismo contra todo tipo de afecciones cardíacas. Aceite de oliva, frutos secos y frutas como el aguacate contienen cantidades elevadas de grasas monoinsaturadas.

grasas insaturadas

– Grasas poliinsaturdas. Son aquellos ácidos grasos que nuestro cuerpo no produce y, por lo tanto, debemos suplirlos con nuestra alimentación. De la misma manera que las grasas monoinsaturadas, son consideradas grasas saludables ya que ayudan a disminuir los niveles de colesterol y su consumo regular reduce las probabilidades de sufrir cualquier tipo de accidente cardiovascular. Las grasas poliinsaturadas se distinguen entre los Ácidos grasos Omega 3 (presente en los pescados azules, marisco y verduras de hoja verde) y los Ácidos grasos Omega 6 (presente en el aceite vegetal de semillas de girasol, soja y maiz).

grasas poliinsaturadas

Dieta online

Deja tu comentario