Kale: el verde que está de moda

Es la sensación del momento en Estados Unidos y Europa; el kale, que a simple vista parece una lechuga, en realidad es una verdura de la familia del brócoli y la coliflor. El kale, o col rizada, se ha convertido en el alimento de moda del que todos hablan, ya que es muy beneficioso para la salud y tiene más propiedades nutricionales que cualquier otra verdura de hoja verde.

En Estados Unidos se ha vuelto tan popular que hasta existe el día nacional del kale, que se celebra el primer miércoles de octubre. Una taza de este alimento aporta solo 35 calorías, además de vitaminas y minerales. Se puede preparar de formas muy diversas y puedes incorporarlo en ensaladas, guisos, sopas, incluso hornearlo y crear un tentempié crujiente y sabroso.

kale-2

Beneficios del kale para tu salud

El kale contiene altas concentraciones de vitaminas A, C y K, además de otros nutrientes esenciales. Entre sus beneficios se le atribuyen propiedades antioxidantes y anticancerígenas. También es bueno para la salud del corazón, ya que está incluido dentro de los alimentos que bajan el colesterol. A continuación, te contamos más sobre los beneficios de incorporarlo en tu dieta:

Buena fuente de hierro y calcio. El kale contiene un alto porcentaje de hierro y calcio, lo que nos ayuda a prevenir la anemia, a un buen funcionamiento del hígado y la salud de nuestros huesos para evitar enfermedades como la osteoporosis. Es ideal para vegetarianos.

Rico en fibra y bajo en calorías. Una taza de kale solo aporta 35 calorías, 5 gramos de hierro y casi no tiene grasa. Su alto contenido en fibra ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, lo que lo hace muy recomendable para diabéticos, y a prevenir el estreñimiento, ya que favorece el tránsito intestinal. La fibra también crea una sensación de saciedad más duradera y, por ello, el kale puede ser de gran ayuda para perder peso.

Poder anti-inflamatorio. El kale contiene ácidos grasos del tipo Omega-3 que ayudan a combatir las inflamaciones corporales y los efectos de enfermedades como la artritis, el asma y las enfermedades autoinmunes.

Alto contenido de vitaminas A, C y K. Posee una alta concentración de vitamina A, buena para la piel y la vista; vitamina C, que potencia nuestras defensas, ayuda a mantener una buena hidratación y activa el metabolismo; y vitamina K, que es buena para los huesos y para asegurar el correcto funcionamiento de la coagulación sanguínea.

Aliado de la salud del corazón. Consumir kale habitualmente puede ayudar a regular la presión arterial y a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que pertenece al grupo de alimentos que bajan el colesterol.

Poderoso antioxidante. Una ración de kale, o col rizada, está repleta de agentes antioxidantes, como flavonoides y carotenoides, que pueden ayudar a prevenir los efectos del envejecimiento celular y proteger contra algunos tipos de cáncer.

Purifica tu organismo. El kale es un alimento ideal para eliminar toxinas del cuerpo, gracias a su contenido en fibra, minerales y antioxidantes.

Si aún no has probado el kale, o col rizada, puedes encontrarlo en algunos supermercados y tiendas de alimentos orgánicos, o incluso comprar semillas y cultivarlo en tu casa, y así podrás disfrutar de todos sus beneficios.

Dieta online

Deja tu comentario