7 leyendas sobre adelgazar y la pérdida de peso

adelgazar

Ya hemos hablado con anterioridad sobre algunos de los mitos alimentarios más extendidos popularmente. Sin embargo, hoy nos centramos en aquellos que se refieren exclusivamente a la pérdida de peso.

Como sabéis, existen infinidad de prejuicios y afirmaciones no contrastadas en el sector de la alimentación. Va siendo hora de romper con estas leyendas y verificar la información que recibimos. Perder peso no siempre tiene un propósito estético, en muchas ocasiones es una cuestión de salud. Por ello, hoy queremos desmentir ciertos mitos referentes a adelgazar. Vale la pena echarles un vistazo, ¡puede que estés ralentizando tu proceso siguiendo estas leyendas!

leyendasadelgazar

Estos son los 7 mitos más extendidos
  1. Para adelgazar, mejor las grasas vegetales. Gran cantidad de productos contienen grasas saturadas que provienen del aceite de palma o de coco. Son grasas vegetales, pero no ayudan en un proceso de adelgazamiento. Además, tienden a aumentar los niveles de colesterol en sangre y perjudican la salud cardiovascular.
  2. Es normal pasar hambre si quieres perder peso. Todo lo contrario, es un hecho contraproducente. Si pasamos hambre, potenciaremos los atracones. Hay que cuidar que se come y cuando se come. Deberíamos controlar las cantidades, pero es importantísimo no pasar hambre. Una dieta a largo plazo pasando hambre a diario sería insostenible. Comer 5 veces al día es una buena solución y lo más recomendable.
  3. En una dieta, cuanto menos grasa mejor. Nuestro cuerpo necesita grasas a diario. Simplemente, tenemos que controlar qué tipo de grasas ingerimos. Deberíamos evitar todo tipo de grasas trans y tratar de comer alimentos ricos en grasas saludables e insaturadas ricas en Omegas. Los pescados, el aguacate o el aceite de oliva crudo son buenos ejemplos de ello.
  4. La edad no importa. En este caso, la edad si tiene importancia. Esto no significa, ni mucho menos,  que una persona mayor no pueda adelgazar y seguir una dieta sin ningún problema. Sin embargo, un niño o un adolescente necesitarán menos tiempo para reducir cierta cantidad de kilos que una persona adulta o de tercera edad.
  5. Con más ejercicio, perderás más peso. No tiene por qué ser así. La pérdida de peso irá relacionada con la cantidad de calorías que ingerimos y gastamos a lo largo del día. Si realizamos más deporte pero comemos más, no perderemos más peso. Todo deporte ayuda si quieres adelgazar, pero no significa carta blanca para cometer excesos o comer más de lo que se debería.
  6. Beber agua mientras comes, engorda.  El agua no contiene calorías. Consecuentemente, no puede engordar. Es indiferente en qué momento del día bebemos agua. Si lo hacemos antes de comer, es posible que nos sacie y por ello se coma algo menos. Sin embargo, beber durante las comidas no engorda.
  7. Mejor no comer por la noche. De la misma manera que saltándose cualquier comida, tendremos sensación de vacío y ansiedad el día siguiente y podemos provocar atracones. Las calorías son las mismas en cualquier hora del día. Debemos escoger platos ligeros que faciliten la digestión en el momento que tenemos una actividad más escasa, pero no existe absolutamente ningún problema en cenar si se quiere bajar de peso.
Dieta online

Deja tu comentario